LA TAMBORA
 


LA TAMBORA PRINCIPAL MUESTRA CULTURAL

ein Bild

Agripina Echeverry (LA CACHA)


ein Bild

 Celestino Epalza (CHELE)

 



ein Bild


 
 ein Bild 

ein Bild

 

La Tambora es una de las tradiciones músico-culturales más autenticas de la Región sur Bolivarense y de la Costa Atlántica, en la que la tambora de Altos del Rosario, ha tenido una figuración  importante,  y que la ha convertido en una de las más representativas de la costa.
Como consecuencia lógica del origen de la primera generación de sus habitantes fue la música que con el tiempo se impuso casi como propia. Eran unos ritmos Afro-americanos, cuyo instrumento musical fundamental era el tambor.
 
Tradicionalmente se impuso la costumbre de su presentación obligatoria en las fiestas patronales y en ciertas ocasiones muy especiales con la llegada de un personaje importante o un nativo ausente que los visitaba, se les homenajeaba musicalmente con el toque y baile de la tambora.
 
En primer lugar aparece el tamborero con el llamador y es el encargado de avisarles y ordenándoles a las cantadoras que se hagan presente y efectivamente así ocurre y van llegando una a una. Entre las primeras impulsoras de este folclor en Altos del Rosario se pueden mencionar a Isidora Gutiérrez, Dolores Ardila Mieles, Martina Mieles, Mercedes Orozco, Miguelina Epalza, Georgina Vásquez, Cleofe Epalza, Paulina Vásquez, Tomasa Vásquez, Isidra Epalza , Esther María Camargo, Fausta Rodríguez, Erótida Hernández, Delia  y Agueda Trespalacios, María Indalecia Hernández, Georgina Vásquez y Agripina Echeverry, quienes adornaban sus cabezas con flores y como complemento musical utilizaban unas tablillas que sirven para reemplazar y evitar el cansancio de las palmas de las manos.
 
El lugar de instalación de las tamboreras determina, para toda la población, el punto de encuentro para el festejo respectivo, en víspera de fiesta patronal, Navidad y año nuevo, es fundamental la presentación de esta agrupación que complementan una tambora de doble cara y otro tambor macho o llamador.
 
Los primeros ejecutores de los tambores fueron Emitilio Vásquez, Manuel Epalza y Celestino Epalza, Fruto Vásquez, Isaías Hoyos y Arcadio Epalza; de las nuevas generaciones se  destacan José Miguel Vásquez, Arquímedes Epalza, José Gutiérrez, Gerenerdo Vásquez, y Robinson Epalza;  los bailadores oficiales iniciales eran Emeterio Ardila  y Santiago Epalza, considerados como los dos mejores exponentes del baile de tambora. Posteriormente fueron apareciendo bailadores como Apolinar y Arcadio Epalza, Dagoberto Deal, Julio Noya, Sigilfredo Avendaño,  José Luis Flórez, Wenceslao Rodríguez Arquímedes Ricaurte, Luis Hernández, Efraín Hernández y Yude Bello, entre otros.
 
Después de Comenzar el toque de la tambora, el baile debe ser abierto por un bailador, miembro del grupo y luego por turnos de todos los hombres asistentes, a los que se le ponga la toalla en el hombro, tiene que salir a bailar, si no lo hace, obligatoriamente, mandará una botella del ron que se esté consumiendo en ese momento, y esto es más comprometedor que la palabra de gallero. En sus inicios, estos momentos eran muy esperados por todos los habitantes ya que se aprovechaban, y se sigue haciendo, para las citas románticas, las pérdidas amorosas y para la diversión general, porque esto es lo único con que la gente rural se podía distraer en ese entonces, bailando los ritmos interpretados como el Chandé, el berroche y la tambora clásica, últimamente se le ha agregado otro ritmo denominado guacherna, menos autóctono, pero también valedero.
 
Poco a poco se organizó y se consolidó un grupo que sé autodenominó como Las Tamboreras, entre las que sobresalía Agripina Echeverry (conocida popularmente como La Cacha), autora de Se cayó mi Caballito, grabado por Carlos Vives como El Caballito, sin el reconocimiento de su verdadera autora, quien inicialmente organizó la tambora de Barranco de Loba, Cabecera Municipal de la época y luego fue una de las importantes integrantes de la Alteña, de la cual fue directora durante varios años.
 
Hasta allá,  por el rumor de lo bien que este grupo interpretaba el ritmo de la tambora, llegaron varios folcloristas entre quienes podemos mencionar a la Talaiguera, Sonia Basanta Vides, más conocida como Totó la  Momposina,  quien  sin recato  alguno  grabó varios  temas  de esta  gente,  entre  ellos, Tres Golpes, la Verdolaga y otros, sin el reconocimiento de sus legítimos autores, porque estos temas de tambora generalmente se van componiendo al son del mismo toque, en donde la mayoría de las cantadoras improvisan una estrofa que se va incorporando al tema y así queda establecida una nueva pieza musical, sin que nadie se sienta su único autor y mucho menos se pensaba en ése entonces legalizar estos derechos, porque así como la esencia misma de este folclor, sus composiciones también son populares. El maestro Alejo Durán, quien desde la Florona, visitaba mucho a este pueblo, a finales de la década del cuarenta y del cincuenta, también grabó ciertos aires musicales en ritmo de tambora prácticamente, cuando alternaba con esa agrupación nativa.
 
TRES GOLPE TRES GOLPE TRES GOLPE NO MA`............
 
 

ein Bild

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

____________________________

LOS INDIOS

Otra de las tradiociones del municipio, es el baile de los indios, hacen sus presentaciones en los carnavales....

 

ein Bild

 


volver arriba

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=